Martes, 6 / noviembre / 2018


Cancelación de NAIM elimina 90 mmdp

El anuncio de la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) provocó que las afores registraran el pasado mes de octubre la tercera minusvalía más importante que ha tenido en su historia reciente el sistema de pensiones privado.

En total, las minusvalías registradas en ese mes fueron por 130,000 millones de pesos.

Y cálculos oficiales indican que alrededor de 90,000 millones de pesos de esa minusvalía total se explican por la cancelación de la construcción del NAIM. El resto puede adjudicarse a la volatilidad internacional.

Eso quiere decir que las plusvalías que venía registrando el conjunto de afores por 130,000 millones de pesos, en lo que va del año, se esfumaron.

Al cierre del mes de octubre, las afores cerraron con cero rendimientos, de acuerdo con el órgano regulador de esa industria: la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro, que encabeza Carlos Ramírez.

En un día, 50 mmdp menos
El día en que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador hizo el anuncio de la cancelación de la construcción del puerto aéreo en Texcoco, el sistema de afores registró minusvalías por 50,000 millones de pesos.

En un solo día se registraron esas minusvalías.

Además, alrededor de 20 o 30,000 millones de pesos se registraron en los días previos al anuncio, pero correlacionados con la posibilidad de la cancelación.

El resto se habría generado por los temas externos.

La proporción del total de las minusvalías habría sido en una proporción de dos terceras partes por factores internos y una tercera parte por factores externos. La minusvalía acumulada durante todo el mes de octubre es de 130,000 millones de pesos, equivalente a 4% del total del portafolio de las afores.

Primer golpe interno
Es la primera vez que un factor interno tiene tal relevancia en el comportamiento de las minusvalías que registran las afores.

Es la primera ocasión en que el ahorro para el retiro de los trabajadores que se acumula en el sistema de afores registra una minusvalía tan importante por el anuncio de una decisión de política pública en México.

Es decir, es la primera vez que un factor interno y no externo se refleja en una minusvalía en el valor de los activos del sistema de pensiones. La diferencia con respecto a otros periodos de volatilidad es que en esta ocasión fue provocada en su mayoría por causas internas.

Golpes externos
Eso hace una diferencia respecto a otros periodos de minusvalías.

En el año 2008 las minusvalías se explicaron por la crisis financiera internacional.

En el año 2013 por el periodo de alzas en tasas de interés o el riesgo de que iban a subir las tasas de interés en EU.

Y en el año 2016 por la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EU.

Y en esta ocasión. Si bien, parte de la minusvalía se explica por la volatilidad en los mercados internacionales sobre todo en los primeros 10 días de octubre, el efecto mayor es resultado del anuncio de la cancelación del NAIM. Esta minusvalía, registrada el lunes 29 octubre, queda inscrita en la historia del ahorro para el retiro, como la tercera más importante en términos relativos. Es una minusvalía incluso más grande que la que se registró por la llegada de Trump a la Presidencia en EU.

Recuperación
Es importante recalcar que las minusvalías que registra el sistema privado de pensiones en realidad son pérdidas coyunturales y en el tiempo se recuperan.

Cuando se han observado importantes minusvalías, la recuperación se ha registrado de manera acelerada.

La minusvalía registrada en el 2008 observó una recuperación muy rápida. Ese año cerró muy mal; en términos reales, las afores registraron rendimientos negativos, pero la recuperación en 2009 fue muy rápida. En 2013 se registró el efecto negativo en mayo-junio y en septiembre hubo algo de volatilidad. Pero en el último trimestre de ese mismo año, se comenzó a apreciar una recuperación y en el siguiente, 2014, la recuperación fue impresionante.

En el año 2016 se registró la afectación en noviembre y en diciembre se calmaron las cosas. Durante el año 2017 se registraron plusvalías. Fueron 14 meses consecutivos, considerando algunos meses de este año, con plusvalías. Se recuperó rapidísimo.

La gran interrogante es cuánto tiempo va a tomar a las afores recuperarse de estas minusvalías.

Dependerá de si en el futuro se enviarán señales desde el nuevo gobierno que generen confianza a los inversionistas.

Vale la pena recordar que sólo 20% de los recursos de las afores se puede invertir en el extranjero. El 80% se tiene que invertir en México. En consecuencia, es clave mantener la estabilidad macroeconómicas porque de lo contrario lo resentirán los fondos de pensiones.

Por lo pronto los trabajadores pueden estar tranquilos porque, como en los otros casos, las minusvalías se recuperarán con el tiempo.

Al tiempo.

ATISBOS
DATOS.- Vale la pena reparar en un par de datos duros: 1.- Según la Cepal, las reformas estructurales permitieron que los ingresos de México dependan menos del petróleo, con lo que se logró mayor estabilidad y fortaleza económica; y 2.- De acuerdo con datos de la OCDE y FMI, la deuda pública de México disminuyó en 2017 y es notablemente mejor a la de países como Francia, Reino Unido, EU, Canadá y Alemania.

CONCILIACIÓN.- Que en la reunión de ayer no hubo fricciones y todo fue conciliación. En las palabras del presidente electo López Obrador, los contratistas del NAIM en Texcoco se “portaron muy bien; al 100”. Que no mencionaron demandas y que están dispuestos a participar en Santa Lucía y otras obras. Entre los 16 empresarios estuvieron Hipólito Gerard (cuñado del ex presidente Carlos Salinas de Gortari), Olegario Vázquez Aldir, Carlos Hank Rhon, Guadalupe Phillips y Antonio Gómez en representación de Carlos Slim.

Fuente
El Economista, https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Cancelacion-de-NAIM-elimina-90-mmdp-20181106-0003.html