Miércoles, 9 / mayo / 2018


Crecimiento positivo en AL, pero aún limitado: IATA

Este año será positivo para las aerolíneas latinoamericanas, las cuales tendrán ganancias estimadas de 900 millones de dólares, de acuerdo con mediciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Esta cifra, si bien es mucho “mejor que la que tuvimos hace tres años (2015), cuando estábamos en ‘rojos’”, todavía es pequeña en relación con el comportamiento del mercado en Estados Unidos” indicó Peter Cerdá, vicepresidente de la IATA para América Latina.

De acuerdo con la IATA, las aerolíneas estadounidenses cerrarán 2018 con ganancias estimadas en 16 mil millones de dólares (mdd), mientras que las ganancias globales se estiman en 39 mil mdd.

“Comparado con esto, los 900 millones de dólares (del mercado latinoamericano) parecen razonablemente pequeños”, admitió el vicepresidente regional de la IATA. Durante su participación en la Americas Aviation Summit, celebrada en abril pasado en Houston, Texas, Cerdá también explicó que la diferencia entre las ganancias de la región latinoamericana contra las Estados Unidos es visible si se mira lo que las aerolíneas obtienen por pasajero transportado.

“Mientras las aerolíneas estadounidenses están generando alrededor de 16 dólares por pasajero, las aerolíneas latinoamericanas están produciendo tres dólares”, expuso en el evento organizado por CAPA Centre for Aviation.

A pesar de que IATA apuesta por un crecimiento dinámico para el sector latinoamericano, Cerdá admitió que existen varios retos que todavía deben ser superados como industria global.

Cambios políticos

Entre los retos principales están los cambios políticos que se avecinan en los tres países con mercados más grandes en la región. En Colombia se celebrarán elecciones presidenciales el 27 de mayo; en México, el 1 de julio, y en Brasil para octubre próximo.

El proceso electoral es particularmente importante para IATA. Por ejemplo, dentro de la agenda de uno de los candidatos mexicanos –Andrés Manuel López Obrador, de la alianza Juntos Haremos Historia– está la propuesta de modificar, o incluso cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

“Esto tendría enormes consecuencias para el país, para las aerolíneas y para los pasajeros”, consideró el vicepresidente para América Latina de la IATA.

En su oportunidad, el director general de Volaris, Enrique Beltranena, explicó que el NAICM es una obra necesaria frente a la saturación que afecta al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), “no podemos seguir volando en el sistema actual”, dijo el ejecutivo.

Sobre la cancelación o no del NAIM, Beltranena consideró que para la toma de posesión del 1 de diciembre, del candidato que resulte ganador; el análisis deberá centrarse en si es posible echar para atrás el proyecto, “porque para entonces tendremos una fuerte inversión hecha y las pistas terminadas”.

“Es un proyecto que se ha gestionado no necesariamente con recursos públicos, ha sido financiado y se construye con financiamiento privado, con instrumentos como FIBRAS. Si consideramos esto, decir que se cancelará sería dar un paso muy importante en contra del sistema financiero nacional”, apuntó el director de Volaris.

Beltranena detalló que la compañía que dirige tiene 30% de sus operaciones en el AICM, debido principalmente a que durante los últimos años no ha existido un sistema que permita la “distribución competitiva de slots en la Ciudad de México”, Volaris decidió buscar su mercado fuera de la capital del país.

“La expansión del aeropuerto en la Ciudad de México es importante para nosotros”, reconoció Beltranena y agregó que al menos 50% de su plan de crecimiento para los siguientes años se enfoca en los aviones compraron para renovar su flota y mejorar los costos en consumo de combustible, mientras que el resto está relacionado con la expansión de la infraestructura aeroportuaria nacional.

“Pero si esto no ocurre es algo en lo que debemos pensar”, agregó el directivo de Volaris.

Fuente

https://a21.com.mx/aerolineas/2018/05/08/crecimiento-positivo-en-al-pero-aun-limitado-iata