Martes, 6 / noviembre / 2018


Impuestos altos impiden viajar barato en Centroamérica

El presidente del comité ejecutivo de ALTA, Hernán Rincón, pronosticó que el número de pasajeros se duplicará en la próxima década en América Latina, pasando de 250 millones de pasajeros a 500 millones de pasajeros.

Además, el acceso de las personas a volar en avión ha mejorado, de tal forma que 40% de las personas en América Latina viajan al menos una vez al año. La semana pasada, el foro principal de aerolíneas en el continente, la XV ALTA Airline Leaders Forum, sirvió para contrarrestar dos escenarios: seguir creciendo en la aviación comercial o superar escollos que siguen condicionando ese desarrollo.

¿Qué impide que más pasajeros vuelen en Centroamérica? El CEO de Copa Airlines, Pedro Heilbron, reconoció que no va a ser (en el futuro) barato viajar en avión en Centroamérica, porque los impuestos que cobran (los países) son altos. Sumado a esto, el también CEO de Avianca, Hernán Rincón, aseguró que Avianca tiene varias rutas a lugares en donde los impuestos o sobrecostos de gobiernos o autoridades locales que son más altos que la tarifa que cobra la aerolínea.

Del 28 al 30 de octubre, en su décimo quinta edición, el ALTA Airline Leaders Forum congregó a más de 500 ejecutivos líderes de la industria aérea, autoridades de aviación civil, ministros de Estado y al Presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, quien oficializó la inauguración del evento.

¿Qué le preocupa a los CEOs de las aerolíneas regionales?

AltaDia1-46(800×600)

Los ejecutivos reconocieron que el ingreso de las aerolíneas de bajo costo en la región ha influido en darle una nueva dinámica a la aviación comercial en la región. Pero, Heilbron acotó que el mercado internacional es distinto al mercado doméstico. Opinó que hay mercados donde las aerolíneas de bajo costo van a tener más éxito.

Para Enrique Cueto, CEO de Latam Airlines, lo deseable es hacer homogéneas las leyes en la aviación comercial en Panamá, para que cuando una aerolínea decida volar con una aeronave que está en Brasil a otro lugar, no tenga que sacar una nueva licencia de la nave.

Rincón calificó este año como doloroso, y reconoció que la más reciente devaluación en Argentina y Brasil obligó a Avianca a hacer ajustes, y ante “un desplome del transporte aéreo en esos dos mercados”.

El presidente ejecutivo de Copa Airlines señaló que la aerolínea ha reducido frecuencias de vuelo, principalmente en temporada baja, en tanto siga la crisis, por la combinación de crisis económica, alto precio del petróleo y la devaluación de las monedas.

Para Cueto, es relevante la concreción de las alianzas entre aerolíneas con sus pares globales. “Necesitamos otros socios globales que nos abran sus redes”, manifestó. Rincón subrayó que el acceso a moverse en avión ha mejorado, de tal forma que 40% de las personas en América Latina viajan al menos una vez al año.

Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo de Alta, puntualizó que en promedio em América Latina y el Caribe cada ciudadano viaja en promedio 0,5 veces, mucho menos que los países europeos, que llegan más o menos un viaje y medio por habitante, o respecto a las dos veces en Estados Unidos.

Heilbron resaltó que están desarrollando en Copa todas las innovaciones a su medida, e inclusive desarrollando nuevas tecnologías, que antes tenían que contratar. “Buscamos cómo atraer empresas internacionales a desarrollar tecnología en Panamá de la mano de Copa”, agregó.

AltaDia1-33(800×600)

Infraestructura necesaria

“Mi dolor de cabeza número uno por mucho es el estado de los aeropuertos América Latina”, dijo el CEO de Avianca. “Hay excepciones, pero hay -aeropuertos- que funcionan bastante mal, o que están a su máxima capacidad o por encima de su máxima capacidad para poder satisfacer el crecimiento que tienen”, sostuvo.

El vicepresidente para las Américas de IATA, Peter Cerdá, consideró que ha habido mejoras en la infraestructura aeroportuaria en América Central, y que favorecen la aviación. Como en Panamá, en Costa Rica, también aplaudió la posibilidad de un aeropuerto nuevo en San José en los próximos siete, ocho años. Cerdá resaltó como una ventaja que los países centroamericanos tienen un centro de tráfico aéreo, lo que da más eficiencia, mejor servicio y reducción en costos. Explicó que se está intentando en otras partes de la región como mejorar, a partir de esta experiencia.

“Seguramente en otros países se necesita más. Más inversión y más apoyo, y para que ese crecimiento sea proactivo y no reactivo en el sentido no estar siempre tratando de resolver un problema porque hemos llegado a la capacidad máxima”, apuntó Cerdá. Explicó que están tratando con los gobiernos en trabajar con la planificación a largo plazo, no a corto plazo, incrementando la capacidad y dando un bue servicio al pasajero.

Sobre Guatemala, Cerdá dijo que hay mejoras, pero que todavía se requiere más inversión. Resaltó además la planificación en marcha en el Aeropuerto de Tegucigalpa. El vicepresidente para las Américas de IATA consideró que la capacidad de los aeropuertos en la región debería aumentarse en un 5%, 6%.

Los retos al crecimiento en el corto plazo
AltaDia3-132(800×600)

El aumento y volatilidad en el precio del combustible, el peso de cargas impositivas, la falta de legislaciones homogéneas para volar la región y la devaluación de las monedas locales siguen poniendo un peso difícil de cargar a la industria. Sin embargo, hay optimismo.

La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) considera que la tendencia de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) hace pensar que sea posible duplicar en la próxima década el movimiento en la aviación comercial en esta parte del mundo, como ocurrió en la última década. Según ALTA, la aviación en la región representa 8% de toda la aviación en el mercado global.

En esa línea, Airbus preveé que se necesitarán 2.720 aviones más para satisfacer la creciente demanda de pasajeros y de carga en 20 años en América Latina y el Caribe. En un contexto donde cada empleo generado en la aviación genera cuatro empleos adicionales en la industria, Arturo Barreira, presidente de Airbus para Latinoamérica y el Caribe, valoró en US$349.000 millones las aeronaves necesarias para suplir la demanda global. Distribuidas así: 2.420 aeronaves pequeñas y 300 aeronaves entre medianas, grandes y muy grandes. Para Airbus, la flota de aviones de la región pasará de 1.420 aviones en servicio a 3.200 en los próximos 20 años.

¿Habrá nuevo aeropuerto en México?
Durante el foro, al que asistieron representantes de 21 aerolíneas y ministros de Transporte y Turismo de cinco países de la región, el vicepresidente para las Américas de la IATA (La Asociación de Transporte Aéreo Internacional), Peter Cerdá, aseguró que la decisión de suspender la obra pone en desventaja a México en la región como un “hub natural” (centro de conexiones).

El mandatario electo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, prometió durante su campaña presidencial cancelar el proyecto del nuevo terminal, afirmando que estaba viciado por un gasto excesivo y corrupción. La alternativa, según el gobernante electo, es construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, mejorar el actual aeropuerto internacional de Ciudad de México (‘Benito Juárez’) y reactivar el aeropuerto de Toluca.

Pero, Cerdá insisitó: “Como lo había señalado IATA, a través de un estudio previo, el aeropuerto nuevo habría dado US$20.000 millones nuevos al año la economía mexicana, además de 200.000 trabajos más”. El director general y CEO de IATA, Alexandre de Juniac, dijo que si se cancelaba el proyecto del aeropuerto en construcción en México sería una noticia muy mala para ese país y para la aviación. El CEO de Copa Airlines, Pedro Heilbron, opinó sobre la decisión de México: “el aeropuerto que no tiene la capacidad para crecer, o que es muy caro en costos, o que tiene problemas de seguridad, o de congestionamiento -la dificultad número uno- va quedarse atrás y perder oportunidades”

Fuente

estrategiaynegocios.net/lasclavesdeldia/1231046-330/impuestos-altos-impiden-viajar-barato-en-centroam%C3%A9rica