Viernes, 22 / junio / 2018


La CANAERO impulsa la libre competencia en el mercado nacional de turbosina

  • La libre competencia en el mercado de la turbosina representa un importante beneficio de la Reforma Energética y un paso fundamental en el desarrollo de la industria aérea en México.

Ciudad de México, a 22 de junio de 2018. La Cámara Nacional de Aerotransportes (CANAERO) se congratula por la derogación del artículo noveno transitorio del Reglamento de la Ley de Aeropuertos gracias al impulso de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), entidades pertenecientes a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Dicho artículo establecía la exclusividad de ASA para prestar los servicios de almacenamiento, distribución y suministro.

Hasta el momento, el artículo noveno transitorio del Reglamento de la Ley de Aeropuertos permanecía interfiriendo con la aplicación de la Ley de Hidrocarburos, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 11 de agosto de 2014. Con la derogación publicada el día de ayer en el mismo DOF, las 78 compañías poseedoras de permisos de importación de turbosina tendrán mayor certeza jurídica para realizar las actividades anteriormente reservadas para ASA.

“En la CANAERO celebramos el impulso que otorga la DGAC para la implementación de las disposiciones de la Ley de Hidrocarburos, ya que gracias al impulso de la apertura del mercado de turbosina, se abre la posibilidad de que otros proveedores puedan participar en la cadena de valor de la turbosina, logrando tarifas más competitivas, mayor transparencia en la asignación de costos de almacenamiento y una competencia sana entre los actores participantes”, aseguró Rodrigo Pérez-Alonso, Director General de la CANAERO.

Cabe destacar que, aunque esto representa un importante avance, aun queda pendiente la publicación de las tarifas reguladas de almacenamiento y expendio (into plane) de turbosina para lograr la implementación de la Reforma Energética en la aviación. Adicionalmente, aun está pendiente la transición en la producción de turbosina tipo jetA1 a jetA, lo cual generará ahorros importantes para PEMEX y para la industria aérea.

“Sabemos que este es el primer paso, por ahora estamos pendientes de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publique las tarifas de almacenamiento para que arranque la comercialización de turbosina por parte de compañías privadas. Para ello, será necesario tomar en cuenta las voces de los actores involucrados, especialmente de las aerolíneas, para lograr una regulación transparente y acorde con las necesidades de todos. La libre competencia en el mercado de turbosina deberá traducirse en una reducción de costos en beneficio de las aerolíneas y del consumidor
final”, comenta Sergio Allard, Presidente del Consejo de la Cámara Nacional de Aerotransportes.

Acerca de la CANAERO
La Cámara Nacional de Aerotransportes es un organismo conformado por aerolíneas nacionales e internacionales, cargueras, empresas de aviación general y prestadores de servicios con operaciones en México que contribuyen al país con el 2.9% del PIB y con más de 1 millón de empleos directos e indirectos. La CANAERO representa una voz unificada de la industria que promueve la creación de política pública y regulación inteligente mediante la investigación especializada y la colaboración con el gobierno, grupos aeroportuarios y organismos internacionales. Para mayor información, visita: canaero.org.mx