Lunes, 9 / julio / 2018


México cuenta con más y modernos aviones desde 2017, indica la SCT

Al final de 2017 se presentó la flota aérea comercial más grande y joven de la historia de México. Un estudio del Instituto Mexicano del Transporte (IMT), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), señala que en los últimos 12 años la antigüedad de los aviones se redujo casi en 50 por ciento, al pasar de 16 años en 2005 a 8.2 años.

Lo anterior indica que las aerolíneas han tenido que actualizar su flota con modelos recientes para estar a la vanguardia y ser competitivas en el mercado. El mayor número de aviones lo tiene Interjet, con 78; siguen Aeroméxico, con 73, y Volaris, con 70; Aeroméxico Connect, 59; Viva Aerobus, 24; Aeromar, 12; TAR, 10; Magnicharters, nueve; Aerounión, siete; Estafeta, seis; Calafia, cinco y MasAir dos.

También la modernización está relacionada con el incremento en la eficiencia energética de las nuevas generaciones de aeronaves para compensar el alza en el costo de la turbosina. Según el análisis, en 2017 la aerolínea con la flota más joven fue Volaris, con un promedio de antigüedad de 4.1 años; Viva Aerobus, con 4.6, Interjet, seis. En ese año, la aeronave con la antigüedad más baja fue el Airbus 319, con un valor de 0.7 años, seguida por la ATR 72 con 1.5 años y el Embraer 145, con 2.1 años. El Airbus A320 y el Boeing 737 fueron los aviones más utilizados y numerosos con 199 mil 358 operaciones y 601 mil 587 horas de vuelo, así como 94 mil 364 operaciones y 349 mil 87 horas vuelo, respectivamente.

El IMT indica que mientras en 2005 había 297 aeronaves, en la actualidad operan 355 (226 con una edad promedio inferior a 8.2 años y 129 presentaban una edad media mayor a dicho valor). Considera que con el cierre de Aerocalifornia, Aviacsa y Mexicana de Aviación, entre julio de 2008 y agosto de 2010, la antigüedad promedio aumentó, pero la cantidad de aeronaves disminuyó al inicio de la década.

Sin embargo, entre 2011 y 2014 la edad de la flota llegó a 10.2 años, al mantenerse relativamente constante en ese intervalo. Esto se explicaría considerando que las aerolíneas que suspendieron sus operaciones en la etapa anterior vendieron sus aeronaves a las demás empresas. Además, se debe señalar que una aerolínea nueva (TAR) inició operaciones en 2014.

Fuente
La Jornada
http://www.jornada.com.mx/2018/07/09/politica/014n1pol?partner=rss