Jueves, 13 / septiembre / 2018


Proponen concesionar 23% del aeropuerto

Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), el responsable de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), propone concesionar a la iniciativa privada 23% de las obras, para evitar endeudarse más. Las obras que propone concesionar son la terminal de carga, el edificio de oficinas, los hangares de mantenimiento de aeronaves, los sistemas de almacenamiento y distribución de combustibles y el centro de transporte terrestre, de acuerdo con la Academia de Ingeniería de México.

Hasta el momento, GACM tiene fondeado 70% del presupuesto que se requiere para la construcción del nuevo aeropuerto, es decir, 197 mil millones de pesos; pero le falta fondear 88 mil millones. Las concesiones fondearían alrededor de 65 mil millones de pesos y el 7% restante de los recursos se plantean obtener de la Tarifa de Uso Aeroportuario por interconexión y la Fibra E, de acuerdo con una presentación de GACM.

Antes de que Andrés Manuel López Obrador ganara la elección presidencial planteó la posibilidad de concesionar a un inversionista privado toda la obra del NAIM, la cual suma un costo de construcción de 285 mil millones de pesos, cuando en 2014 era de 169 mil millones. De acuerdo con la información proporcionada a los ingenieros por parte de GACM, el costo de la obra se ha incrementado por un aumento de 35% en áreas a construir y por las necesidades adicionales del incremento del tráfico anual de pasajeros.

“El presupuesto original fue preparado por Parsons con base en el Pre Plan Maestro 2014, sin contar con la retroalimentación de los grupos de interés, cuando las tasas de crecimiento de pasajeros y de carga se esperaban de 4.1% y 3.7% por año, respectivamente, entre 2013 y 2017”. “La demanda de pasajeros y de carga observó una tasa de crecimiento de 9.1% y 9.3% por año, respectivamente, entre 2013 y 2017, lo cual ha brindado la oportunidad de redimensionar el proyecto” aeroportuario, menciona GACM.
En su momento, el empresario Carlos Slim también se manifestó a favor de que se concesionara la obra para que el gobierno no destinara recursos públicos a su construcción. GACM considera que al concesionar la terminal de carga los inversionistas pueden obtener recursos por la renta de almacenes; en el caso de la granja de combustible los ingresos vendrían del consumo de turbosina de las aerolíneas y de mayoristas que venden turbosina; en el caso del edificio de oficinas, los gastos de operación servirían para pagar la construcción del mismo.

También se pueden concesionar la planta fotovoltaica y la planta de tratamiento de agua residual. GACM también propone monetizar los terrenos de Ciudad Aeropuerto y del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Análisis al final de la obra. El Colegio de Ingenieros Civiles de México indicó que lo más conveniente para el país es que la concesión total o parcial de la operación del aeropuerto, se analice por el próximo gobierno una vez terminada la construcción.

“Con relación al financiamiento de la construcción total, el grupo aeroportuario indica que se cuenta con 70% resuelto y, en caso de requerirse flujos adicionales, se cuentan con esquemas para financiar 100% de la construcción, sin necesidad de utilizar recursos del presupuesto federal”, dicen en el informe. “La concesión total o en parte de la operación del aeropuerto podrá ser analizada por el gobierno mexicano una vez que se termine su construcción, de acuerdo con la mejor conveniencia para el país”, indicaron.

En entrevista previa con EL UNIVERSAL, Federico Patiño, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, afirmó que concesionar el NAIM es posible desde el punto de vista jurídico y financiero, pero es decisión del próximo gobierno.

Fuente
El Universal, http://www.eluniversal.com.mx/cartera/negocios/proponen-concesionar-23-del-aeropuerto